Mantenimiento y limpieza

Mantenimiento de los juguetes sexuales

El mantenimiento implica muchas cosas, pero teniendo en cuenta estos pasos breves y fáciles de realizar te garantizamos el mejor rendimiento de tus juguetes, y la experiencia más placentera.

Usar el lubricante adecuado

Escoger el lubricante adecuado es clave para el mantenimiento de la mejor forma posible del juguete, y además hace que cada experiencia sea de lo más agradable. Para obtener más información sobre el uso de lubricantes, consulta la sección lubricantes sexualesTene siempre en cuenta estos sencillos consejos:
- Lubricantes con base acuosa pueden ser utilizados con cualquier juguete sexual.
- Mientras que los lubricantes de silicona son perfectos para su pareja, un lubricante de silicona no se debe utilizar nunca con juguetes sexuales de silicona
- Nunca utilices un lubricante a base de aceite o vaselina sobre juguetes que entrarán en contacto con la vagina (puede aumentar el riesgo de infecciones vaginales), o con algo de goma o látex, incluidos los condones de látex (se desintegrará el Látex).

Consejos para compartir juguetes sexuales

Si compartís juguetes sexuales con tu pareja o queres cambiar entre el uso anal y vaginal, incluso con vos mismo, debes limpiar a fondo el juguete para evitar infecciones, y evitar la introducción de bacterias en la vagina. La mejor manera de evitar la transmisión de bacterias es usar un condón para cubrir el juguete durante la penetración, y cambiarlo cada vez que el juguete es utilizado en diferentes orificios. Este método es higiénico, rápido, y extiende la vida de tus juguetes protegiendo sus materiales.

Cuando sustituir el juguete

Tal como ocurre con cualquier objeto, su duración depende de la frecuencia con que se utilice, cuanto más se utiliza el juguete sexual, más rápidamente se desgasta. En general, conviene reemplazar el juguete cuando:
- Mecánicamente se vuelve lento o deja de funcionar, incluso después de reemplazar las pilas.
- Aparecen grietas visibles en el juguete.
- Aparece moho, o el material se está deteriorando.
- Se corroen las pilas en el interior del juguete.

Limpieza de juguetes sexuales

La limpieza regular es la clave para mantener la integridad de los materiales de cualquier juguete sexual. Asegurate de lavarlo antes de la primera utilización e inmediatamente después de cada uso antes de guardarlo. Siempre tene cuidado de no mojar el contenedor de las pilas ni las piezas eléctricas. La forma más segura de limpiar la mayoría de tus juguetes sexuales es utilizar un limpiador anti bacteriano. Basta con pulverizarlo y enjuagarlo a fondo, después secarlo con una toalla seca, con toallas de papel o un paño suave, (paño que no deshilache). Sin embargo, cada juguete posee materiales diferentes y es mejor limpiarlos atendiendo a su composición en particular.

Cómo limpiar los Juguetes Sexuales según su material:
- La silicona: Material hipoalergénico y el más fácil de mantener, los vibradores de silicona pueden ser hervidos durante dos o tres minutos, o lavarlos con agua y jabón. Nunca hervir los juguetes de silicona si poseen componentes eléctricos. Finalmente dejar secar por completo al aire o repasar con un trapo libre de pelusa antes de guardarlo.
- Plásticos, acrílico o vidrio: Todos se pueden lavar con agua tibia y jabón anti bacteriano y esterilizarlos con un algodón empapado en alcohol (enjuagar minuciosamente después). Los juguetes de acrílico o vidrio pueden ser hervidos o sumergidos en agua caliente si no poseen componentes eléctricos.

- Caucho, látex o Gelatina: Estos productos son extremadamente porosos, por lo que debes asegurarte de lavar a fondo con agua caliente y jabón anti bacteriano, y enjuagar bien para que no quede ningún resto de jabón, ya que puede degradar el material y causarte irritación. Siempre es una buena idea usar un condón con cualquier juguete que sea para insertar, pero más aún si se trata de alguno de estos materiales.
Si no estás seguro del tipo de material, verificá la página del producto o el envoltorio, o ponete en contacto con nuestro Servicio de Atención al Cliente. Lavar bien con agua tibia (no caliente) y un jabón anti bacterias, y luego dejar secar al aire por completo. Una vez seco, espolvorear con talco (adecuado para juguetes sexuales) o con almidón de maíz. Nunca uses polvos de talco o polvo de bebé, ya que estos pueden causar irritación (talco puro bien, pero es muy difícil de encontrar).

Almacenamiento de los juguetes sexuales

Seguí los siguientes consejos para prolongar la vida de tus juguetes y evitar cualquier inconveniente:
- Si el uso no es muy frecuente, conviene sacar las pilas para evitar que estas se deterioren en su interior.
- Asegurate de que tus juguetes están completamente secos antes de almacenarlos, para prevenir el moho.
- Mantene cada articulo por separado envolviéndolo en un paño suave, debido a que algunos materiales no son compatibles entre sí y pueden causar decoloración o pegarse entre ellos.
- La luz solar directa y el exceso de calor puede producir graves daños en los juguetes, decolorarlos, o resecarlos, por lo que debes almacenarlos en lugares frescos y oscuros.
- Siempre limpiá tus juguetes sexuales antes de ponerlos de nuevo en su lugar de almacenamiento y siempre antes de volver a usarlos.