Lubricantes sexuales

Los lubricantes evitan la fricción, que desde el punto de vista sexual, puede presentarse cuando se inserta el dedo, el pene o un consolador en la vagina, y éste roza contra las paredes de la vagina cuando no están lo suficientemente lubricadas.
En primer lugar, el cuerpo de la mujer debe sentir excitación para lubricarse. Los juegos sexuales antes del coito, como por ejemplo besarse y acariciarse, aumentan la excitación, pero aun así el cuerpo de cada persona es diferente. La densidad y la cantidad de lubricación varían según la edad de la mujer, su nivel de excitación, el uso de métodos anticonceptivos hormonales y otros muchos factores. Por muchos motivos, las vaginas no siempre producen el nivel de lubricación suficiente para que la penetración sea lo más cómoda posible.
El lubricante además de ser la mejor solución para lograr que los genitales rápidamente logren la humendad necesaria, ayudan, mediante su aplicación, a una más rapida excitación. La mayoría de los lubricantes tienen algunos ingredientes adicionales que pueden despertar e incluso aumentar las sensaciones de usted y su pareja. Se puede también añadir sabor a los jueguitos sexuales eligiendo lubricantes saborizados.

Que debe contener un lubricante

Es de suma importancia el uso de un lubricante que posea las siguientes características:
- Que no altere el PH del medio vaginal.
- Que no sea maloliente.
- Que no irrite ni manche.
- Que no abra los poros del látex de los condones (por eso se desaconsejan la vaselina, lanolina o cremas que las contengan).

Por que y para que usamos lubricante

La vagina, por ser un medio húmedo y estar en contacto con el exterior, y la falta de higiene en muchos casos, está propensa a padecer diversas enfermedades: las hay inflamatorias, infecciosas, parasitarias o micóticas (hongos), y algunas de estas pueden ser agudas o volverse crónicas. Sin olvidarnos que, en la menopausia, por la caída de los estrógenos, disminuye la lubricación vaginal pudiendo dar verdaderas vaginitis atróficas.
Las distintas formas de vaginitis pueden dar dolor, sobre todo en el coito, y a esto se llama dispareunia o coito doloroso.
En estos casos, donde la penetración se vuelve dificultosa e incómoda, la indicación de un lubricante eficaz disminuye o evita el dolor coital y las probables lesiones de la pared vaginal: con una pequeña cantidad aplicada en los genitales de la mujer y del varón, la penetración dejará de ser algo irritante para volver a ser placentera.
También es usado el lubricante íntimo en los casos de eyaculación precoz (en técnicas de parada y arranque) y en la disfunción eréctil para facilitar la penetración y mejorar la sensibilidad. En parejas hetero y homosexuales con coito anal es fundamental porque evita las lesiones de la mucosa al ser facilitador de la penetración y, por otro lado, el gel lubricante de uso íntimo de base acuosa, permite el empleo del preservativo con gran margen de seguridad. Protegen por vía doble: evita las puertas de entrada al no producirse las lesiones mucosas por la mejor introducción y al no abrir los poros del preservativo.

Recorda que debe haber lubricación natural o artificial para disfrutar de una vida sexual sin molestias, sana, en un marco de placer y aumento del erotismo, de amor y seguridad.
Una persona responsable siempre se debe comunicar con su pareja, para asegurarse que ambos tengan una experiencia sexual agradable y tan libre de riesgos como sea posible.

Para ver los lubricantes sexuales de Mar de Sensaciones clickee aqui